Cómo se instala un SSD en un MacBook Pro

Cómo se instala un SSD en un MacBook Pro
4 de Mayo 2015
7 Comentarios

Hace unos días escribíamos un artículo con vídeo incluido donde os mostrábamos cómo se instala un disco SSD en un iMac, en concreto, un iMac de uno de los miembros de TerritoriMac. La semana pasada tuvimos el placer de poder ampliar el MacBook Pro de Gina Tost, la conocida periodista especializada en tecnología. Y lo hicimos con un disco SSD y con 16GB de memoria RAM.

Ese día también quisimos grabar el proceso y contar con la opinión de Gina Tost. ¿Queréis ver cómo fue?

Siempre decimos que cada modelo de Mac tiene unas características y unos requerimientos a la hora de instalarle un disco SSD. Escribimos hace meses una extensa guía (que vamos actualizando regularmente) donde explicábamos las distintas opciones con cada modelo de Mac.

En el caso concreto del MacBook Pro de Gina Tost se trataba de un MacBook Pro Mid 2012, equipo que, como ella misma nos cuenta en el vídeo, compró justo cuando salieron los primeros MacBook Pro retina. Pero Gina decidió comprar el modelo no retina pensando en las posibilidades de ampliación en un futuro, más limitadas en la versión retina al llevar algunos componentes soldados a la placa base, como el caso de la memoria RAM.

Después de unos años de uso intensivo se planteó la posibilidad de comprar un nuevo Mac, pero ha querido darle una oportunidad y probar uno de esos discos SSD de los que tanto y tanto ha oído hablar. Sí, esos discos SSD que prometen velocidades de hasta 3 veces la de un disco duro convencional. Después del montaje y de unos días de uso nos consta que Gina Tost ha quedado más que contenta de su decisión. Así fue el montaje y estas son sus impresiones:

Las opciones que habían

Además de tener claro que quería ampliar la memoria RAM, de 8GB a 16GB, había que decidir cómo instalar el disco SSD. El modelo de MacBook Pro, como prácticamente todos los MacBook Pro que tienen grabadora de DVD, permite 2 configuraciones:

  1. Instalar el disco SSD en lugar del disco duro mecánico.
  2. Instalar el disco SSD en lugar de la unidad SuperDrive.

Ambas conexiones usan la interfaz SATA III, con velocidades de hasta 6.0 Gbps, con lo que la decisión (a diferencia del iMac de la semana pasada en el que existen distintas velocidades SATA) se reducía a dos posibilidades:

  1. Mantener el disco duro original y añadir el SSD (mayor capacidad de almacenamiento sumando los 2 discos)
  2. Substituir el disco duro y sacrificar capacidad de almacenamiento, manteniendo dentro la unidad SuperDrive.

La decisión personal fue la de mantener el disco duro mecánico como disco de almacenamiento (750GB) y añadir el disco SSD Crucial MX200 de 500GB como disco de sistema y aplicaciones. La unidad SuperDrive, una vez sacada del equipo, la instalamos en una caja externa con conexión USB por si algún día Gina decide usar un CD o un DVD.

El proceso de montaje lo hemos resumido en el vídeo que os hemos puesto antes, en el que Gina Tost nos da sus impresiones. En él podéis ver cómo Andrés, uno de nuestros técnicos, instala primero los módulos de memoria RAM, en concreto, 2 módulos de RAM Crucial de 8GB cada uno y luego procede a extraer la unidad SuperDrive.

Una vez ha sacado la unidad SuperDrive monta el disco SSD Crucial MX200 en el Adaptador Data Doubler OWC utilizando los tornillos que ha extraído de la unidad SuperDrive.

Una vez conectado el disco SSD al adaptador Data Doubler es hora de instalarlo en el sitio correspondiente, para luego cerrar el MacBook Pro, arrancar desde un disco externo de instalación e instalar el sistema operativo en el nuevo disco SSD.

Cómo se instala un SSD en un MacBook Pro

Velocidad y potencia

Los beneficios de un disco SSD los notas desde el momento que enciendes el Mac por primera vez. En el arranque antes de instalar el disco SSD, el MacBook Pro de Gina Tost tardó 1 minuto y 20 segundos en arrancar. Con el disco SSD el tiempo se redujo a 20 segundos. Tiempo que también se ve reducido a la hora de ejecutar aplicaciones, incluso las más "pesadas" como Final Cut Pro, aplicación que usa diariamente Gina.

Y el hecho de haber doblado la cantidad de memoria RAM instalada hace que pueda tener varias aplicaciones "pesadas" abiertas y trabajando a la vez sin que su MacBook Pro rejuvenecido se resienta.

Fue un placer para Macnificos que Gina Tost confiase en nosotros para ampliar su equipo. Eso sí, Gina, por más confianza que tengas en nosotros, cuando lleves tu equipo a reparar o ampliar recuerda hacer una copia de seguridad, ¡que esta vez no la hiciste! ;-)
Evidentemente no pasó nada, pero ya sabes lo caprichoso que es el tal Murphy.

Material empleado

2 x | Módulos de RAM Crucial de 8GB cada uno
1 x | Disco SSD Crucial MX200 de 500GB
1 x | Adaptador Data Doubler OWC
1 x | Caja Externa Slim para SuperDrive
1 x | Kit de 5 herramientas para Mac y PC
Quizás te interese también | Cómo se instala un SSD en un iMac

Agregar un comentario

Comentarios

Muy buen video y explicación. Yo sólo tengo unas preguntitas: el SSD tiene ahora todos los programas que tenía el anterior? Le tuvieron que instalar todos los programas nuevamente al SSD? La instalación del Yosemite al SSD se hizo desde propio Mac? Como hago para que los mismos datos y programas que tenía el HD queden exactamente igual en el SSD?
Gracias

Hola Fabian,
lo que hicimos fue arrancar desde el disco que ya tenía e instalar Yosemite en el SSD. Una vas arrancó desde el SSD importamos el usuario, apps y demás desde el disco anterior.

Muy buenos videos, le hacen ganas a uno de hacer el cambio...

Una pregunta, he visto que en los iMac es necesario un sensor de temperatura para que los ventiladores no se disparen... en el caso de los macbook pro (yo tengo uno del 2009) se puede poner ese sensor? Porque mi miedo es que al ponerle el ssd los ventiladores no se pongan a tope todo el rato...

Muchas gracias y felicidades por el blog!!

Me interesa mucho si encontraste una solución ya que yo estoy teniendo ese problema. Desde que cambié el disco SSD a mi Macbook Pro de 2009, los ventiladores se disparan mucho más que antes.

Muy buen post y vídeo. Yo en mi MacBook Pro voy a hacer lo mismo y tengo una sóla duda. Para instalar el sistema operativo que tiene mi portatil por defecto (Lion) en el SSD ¿existe alguna forma de hacerlo sin tener un disco externo de instalación?, no dispongo de ello, tampoco sé muy bien en qué consiste. La verdad es que no sé muy bien cómo tengo que proceder para instalar el sistema operativo.
Gracias.

Buenas, muy buena explicación.
Yo tengo una duda con la unidad superdrive una vez extraída y montada en la caja, ¿sólo funciona con el mismo ordenador? Sería posible hacerla funcionar con un Macbook Air? Yo lo estoy probando y el Air no me la reconoce, no se si porque necesite alguna configuración adicional...?
Muchas gracias!

Hola Elena,
en principio debería funcionarte con tu MacBook Air, ya que Apple dice que es compatible con los siguientes modelos:

  • MacBook Pro con pantalla Retina
  • MacBook Air
  • iMac (finales de 2012) o posterior
  • Mac mini (finales de 2009) o posterior
  • Mac Pro (finales de 2013)

Prueba a conectarla en otro puerto USB por si el que has utilizado no tiene suficiente potencia para alimentar la SuperDrive o por si está dañado ese puerto USB...