Guía: Especial discos duros

Guía: Especial discos duros
13 de Abril 2015
9 Comentarios

Seguro que habéis escuchado más de una vez aquello de que la velocidad de un disco duro siempre es mayor si está instalado dentro del ordenador. ¿Y si os dijese que ya existen discos duros externos que ofrecen mayor velocidad que un disco duro interno? ¿Incluso si se trata de un disco SSD interno? Probablemente os costará de creer, pero así es. Y a las pruebas que hemos hecho (y que os voy a mostrar hoy) me remito.

En el blog de Macnificos hemos hablado varias veces sobre discos duros. Hemos visto cómo formatear un disco duro para Mac, os hemos explicado cuáles son las ventajas del disco SSD frente a los discos tradicionales y os hemos hecho una extensa guía sobre cómo escoger un SSD para Mac. Y es que el disco duro, en cualquiera de sus versiones, es uno de los componentes claves de cualquier ordenador y de su correcta elección dependerá en gran medida el rendimiento de nuestro Mac.

Comparativa de velocidad

Antes de seguir con esta extensa guía, en la que inevitablemente habrá palabras técnicas y datos de esos que son tan aburridos, queremos mostraros una comparativa de velocidad de escritura y lectura que hemos realizado con 8 tipos distintos de discos duros, cada uno con una interfaz diferente.

Aunque esta comparativa no pretende ser científica, creemos que es lo suficientemente reveladora como para mostrárosla, ya que en ella veremos cómo afecta al rendimiento el tipo de interfaz de conexión de un disco duro a nuestro Mac. Y en ella se puede ver, de forma clara además, cómo un disco duro externo es más veloz que un disco SSD interno.

Os dejamos con un pequeño vídeo de tan sólo 3 minutos y luego seguimos:

Pruebas de rendimiento realizadas

Una vez visto el resultado toca intentar entender el por qué, y eso es lo que vamos a ver en esta guía. Antes, eso sí, decir que estos han sido los discos e interfaces utilizados en nuestras pruebas, ordenados de menor a mayor velocidad de escritura:

  1. Disco externo conectado por USB 2.0
  2. Disco externo conectado por USB 3.0
  3. Disco externo conectado por Thunderbolt
  4. Disco externo SSD SATA conectado por Thunderbolt
  5. Disco externo SSD SATA conectado por USB 3.0
  6. Disco SSD SATA interno (MacBook Air Mid 2012)
  7. Disco externo SSD PCIe conectado por Thunderbolt
  8. Disco SSD PCIe interno (MacBook Pro Retina Early 2015)

Y aquí ordenados de menor a mayor velocidad de lectura:

  1. Disco externo conectado por USB 2.0
  2. Disco externo conectado por USB 3.0
  3. Disco externo conectado por Thunderbolt
  4. Disco externo SSD SATA conectado por Thunderbolt
  5. Disco externo SSD SATA conectado por USB 3.0
  6. Disco SSD SATA interno (MacBook Air Mid 2012)
  7. Disco SSD PCIe interno (MacBook Pro Retina Early 2015)
  8. Disco externo SSD PCIe conectado por Thunderbolt

Vemos que el comportamiento (y orden) es el mismo, a excepción del disco externo SSD con interfaz PCIe conectado por Thunderbolt que ofrece unos casi 200 MB/s más de velocidad de lectura que el disco SSD PCIe interno del nuevo MacBook Pro Retina.

Como os comentaba al principio, estos datos son los resultados de las pruebas que hemos hecho, datos en los que poco importa que la velocidad de escritura de un disco sea 293,0 MB/s en lugar de 294,8 MB/s, pero que sí reflejan cómo la interfaz de conexión afecta de manera directa al rendimiento de un disco, aspecto que deberíais tener en cuenta a la hora de comprar vuestro próximo disco duro.

Guía: Especial discos duros

Cómo escoger un disco duro

A la hora de escoger un disco duro existen muchas variables que uno debería tener en cuenta. Además de los aspectos técnicos, el uso que le vayamos a dar es uno de los más importantes. No siempre el disco duro más veloz y más caro será el mejor para nuestras necesidades.

Almacenar y trabajar con documentos de ofimática requiere unos aspectos técnicos bien distintos a los del trabajo de edición de vídeo. Así, aunque existen en el mercado discos externos más rápidos que un SSD interno, como este de las pruebas que hemos realizado, quizás un disco duro externo USB 3.0 sea más que suficiente. Incluso en su versión de 2,5" en el que la velocidad de rotación suele ser menor que en la de algunos discos de 3,5".

Referente al tamaño de almacenamiento no vamos a hablar. Es evidente que dependerá del tipo de contenido que quieras almacenar. Y de la misma forma que siempre decimos que un disco duro, más tarde o más temprano, dejará de funcionar, decimos también que un disco duro, por más capacidad que tenga, siempre se acabará llenando. Así que esta se convierte en una de las decisiones más personales.

La importancia de la interfaz

Después de haber visto el vídeo con las pruebas que hemos realizado vemos cómo de real es la importancia de la interfaz de conexión de un disco duro a nuestro Mac. Más adelante os enseñaremos los tipos de interfaz que existen actualmente en el mercado y veremos cuáles son sus tasas de transferencia teóricas, con algunos datos de esos tan aburridos. Pero hagamos primero un breve repaso y veamos cómo son los discos duros.

Guía: Especial discos duros

Tecnología de los discos duros

Veamos los tipos de discos duros que existen. O mejor dicho, la tecnología que estos emplean, tecnología que influye de forma directa al rendimiento y a la velocidad del disco duro.

Discos duros magnéticos

En este tipo de discos, tanto externos como internos, los datos se copian y almacenan en unos discos por unos campos magnéticos a través de un cabezal. Este cabezal va grabando y leyendo datos en unos discos que van girando a gran velocidad. Encontramos dos tipos de velocidad de giro: 5.400 revoluciones por minuto y 7.200 RPM.

Discos de estado sólido

Los discos SSD son dispositivos de almacenamiento que no tiene partes mecánicas móviles, característica que hace que la velocidad de escritura y de lectura sea muy superior a la de los discos mecánicos o magnéticos.

Estos discos SSD emplean memorias Flash, parecidas a las de las memorias USB y Smartphones. Además, una de las consecuencias de no emplear partes mecánicas es la ausencia total de ruido, así como el consumo de energía, que es muy inferior al de los discos duros.

Discos duros híbridos

Muy poco populares pero con algunos modelos en el mercado. Estos discos combinan discos duros mecánicos con discos SSD, mejorando el rendimiento respecto a los mecánicos.

Guía: Especial discos duros

Aspectos que influyen en la velocidad:

Es obvio que el tipo de disco duro influye de manera directa en la velocidad y en el rendimiento de estos. A estas alturas sabréis perfectamente que un disco SSD será siempre más rápido que un disco mecánico, tenga la velocidad de rotación que tenga.

Pero existen algunos aspectos que influyen también de forma directa en la velocidad de los discos duros y os los quiero enumerar:

  1. Tiempo de acceso. En los discos duros magnéticos, desde que damos la orden de escritura o lectura hasta que esta se hace realidad pasa un tiempo, el llamado tiempo de acceso, que depende del tiempo que tarda el cabezal en situarse en la posición correcta para leer o grabar y depende, también, del tiempo que tardan los discos en girar para mostrar la posición correcta (el sector correcto) al cabezal. Cuantas más revoluciones por minuto (RPM), mayor rapidez.

  2. Velocidad de rotación (rpm). Aplicable sólo a los discos mecánicos, la velocidad de rotación es medida por la cantidad de vueltas que realizan los discos en un minuto. Así pues, a mayor velocidad de rotación menor será el tiempo de acceso a la información almacenada en el disco. Recordad, existen discos de 5.400 RPM y de 7.200 RPM.

  3. Velocidad de transferencia. Es la cantidad de datos que puede transmitir un disco hacia o desde nuestro Mac. La velocidad de transferencia depende del tipo de interfaz utilizada.

  4. Memoria caché / tamaño del buffer. Los discos suelen tener 2 tipos de memoria. Una sería lo que conocemos como capacidad de almacenamiento, que puede ser de muy pocos MB hasta la de algunos discos que ofrecen capacidades de 5TB. Memoria que, aunque desconectemos el disco de la corriente, seguirá almacenando los datos guardados (¡nada más faltaría!)
    Pero hay otro tipo de memoria, la llamada memoria caché, que es la que se encarga de guardar datos de forma temporal, memoria de acceso rápido que el sistema operativo se encargará de gestionar junto con el disco. Encontramos discos que tienen 8 MB, 32 MB o 64 MB y de esa cantidad dependerá en parte la velocidad. La velocidad y el precio. A mayor memoria caché el precio se verá incrementado.

  5. Tipos de interfaz. Aquí viene la madre de todos los corderos. La interfaz es el sistema a través del cual se conecta físicamente el disco duro con nuestro Mac. En forma de conector y cable, la interfaz es la encargada del transporte de los datos (señal eléctrica) entre el disco duro y el Mac. Por hacer un símil, la interfaz sería el tipo de vía o carretera por la que circularán nuestros datos, en un sentido y en otro. Así, de igual forma que existen carreteras secundarias, carreteras nacionales, autovías y autopistas, existen diferentes tipos de interfaz que permiten el mayor o menor flujo de datos. O mejor dicho, que ofrecen una velocidad mayor o menor para ese flujo de datos.

Tipos de interfaz

Vamos a separar ahora los discos duros internos de los externos y veremos cuáles son los tipos de interfaz más comunes y cuáles son sus tasas de transferencia teóricas.

Internos

Interfaz Ancho de banda soportado Velocidad teórica máxima
IDE - 16 MB/s
SATA 1.5 Gbit/s 192 MB/s
SATA 2 3 Gbit/s 384 MB/s
SATA 3 6 Gbit/s 768 MB/s
PCIe (3.0) 7.877 Gbit/s 984.6 MB/s

Externos

Interfaz Ancho de banda soportado Velocidad teórica máxima
USB 2.0 480 Mbps 60 MB/s
eSATA 3 Gbps 384 MB/s
USB 3.0 5 Gbps 640 MB/s
FireWire 400 400 Mbps 50 MB/s
FireWire 800 800 Mbps 100 MB/s
Thunderbolt 10 Gbps 1.25 GB/s
Thunderbolt 2 20 Gb/s -

Resultados de nuestros tests

Guía: Especial discos duros

Conclusiones finales

Llegados a este punto, tras haber visto cuál es la teoría y cuál es la práctica, espero que antes de comprar vuestro próximo disco duro tengáis en cuenta aspectos tan importantes como la velocidad de rotación o la interfaz de conexión y le deis la misma importancia que le solemos dar a la capacidad de almacenamiento. De esta forma y, cuando nuestro presupuesto es limitado, quizás toméis la sabia decisión de sacrificar algunos MB o algún Tera a cambio de obtener un disco con una memoria caché alta o con una interfaz de conexión más adecuada a vuestras necesidades. El resultado será que habréis hecho una compra con la que os sentiréis plenamente satisfechos. Y nosotros más por haberos ayudado.

Agregar un comentario

Comentarios

Buenos dias
Tengo un disco interno de 1 TB no es SSD.
Quiero poner un SSD, pero entonces si lo pongo externo parece que es la mejor opción sin tener que abrir el MAC.
Podeis recomendarme algun modelo de vuestra pagina?

Gracias

Buenos días,
si decides instalar un disco SSD externo e instalar el sistema operativo en el disco te recomendamos que el disco SSD externo sea con conexión Thunderbolt para que tu Mac vaya rápido. Arrancar el sistema desde un disco externo, aunque sea SSD, puede hacer que el equipo vaya más lento si es con conexión USB. Así que, si puedes, escoge un disco Thunderbolt de entre estos:

http://www.macnificos.com/list/1305/19/2/1/Discos-Duros-Externos.htm (selecciona la opción de mostrar los discos Thunderbolt)

Buenos dias, tengo un imac de 2009, si me decido por un disco ssd externo supongo que podre instalar el sistema operativo y usarlo como principal, cual me aconsejan ?
Gracias

Buenos días,
si decides instalar un disco SSD externo e instalar el sistema operativo en el disco te recomendamos que el disco SSD externo sea con conexión Thunderbolt para que tu Mac vaya rápido. Arrancar el sistema desde un disco externo, aunque sea SSD, puede hacer que el equipo vaya más lento si es con conexión USB. Así que, si puedes, escoge un disco Thunderbolt de entre estos:

http://www.macnificos.com/list/1305/19/2/1/Discos-Duros-Externos.htm (selecciona la opción de mostrar los discos Thunderbolt)

Buenos días. Me considero "anti-mac", pero he encontrado en vuestro blog el mejor tutorial sobre discos duros en castellano que he visto hasta el momento, por lo que os envío mi más sincera enhorabuena.

Sólo por matizar un poco más, me gustaría saber qué características tiene el disco duro mecánico externo que se usó para la primera prueba del USB 3.0, y si todos los externos mecánicos puros de 5400 RPM (2,5") USB 3.0 del mercado obtendrían la misma velocidad de transferencia.

Un saludo.

Buenos días, Jorge,
y muchas gracias por tus palabras!!

Comentarte que el disco que usamos para las pruebas era un My Passport Ultra, de la marca Western Digital.
Y sí, cualquier disco mecánico de 2,5" USB 3.0 ofrecerá una velocidad similar (posiblemente con ligeras diferencias, pero muy ligeras)

PD: a modo de humor, no seas anti-mac, pobres Macs...con lo bonitos que son ;-)

Gracias de nuevo por tus palabras y un saludo,
M

Hola soy nuevo en esto de mac,por eso he empezado con un mac mini 2010 de segunda mano que venia con 4 Gb de ram y un HD mecánico de 320 Gb.Lo he ampliado con 8G de ram y un SSD de 240 G (sata 2).Mi pregunta es... si este mac soportaría un SSD (sata 3)

Hola,
sí que lo admitiría, lo único es que la velocidad de transmisión sería a 3.0 Gbps que es el tipo de conexión SATA que tiene tu equipo.
No podrías aprovechar al 100% la velocidad del disco SATA III, pero funcionaría sin problemas.